Bienvenidos
Texnto aquí
Links Rápidos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» — Puestos Canon
por God Sáb Feb 17, 2018 9:23 am

» — Registro de Jerarquía
por Him Lun Ene 15, 2018 8:32 pm

» — Físicos Registrados
por Him Lun Ene 15, 2018 8:31 pm

» — Registro de Apellidos
por Him Lun Ene 15, 2018 8:30 pm

» — Reservas
por Him Lun Ene 15, 2018 8:29 pm

» — Personajes Canon
por God Lun Ene 15, 2018 8:20 pm

» — Petición de canon
por God Lun Ene 15, 2018 8:11 pm

Trama Global
Actualmente no hay ninguna trama global.

— Personajes Canon

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

— Personajes Canon

Mensaje por God el Lun Ene 15, 2018 8:20 pm

Canon gobierno
Ocupado
Grupo: Gobierno
Puesto: Gobernante
Edad: --
Raza: Humano
Nacionalidad: --
PB: --

Curabitur vel lorem quis mauris vehicula luctus at eget erat. Mauris ac porttitor nisl, sit amet laoreet orci. Donec iaculis tortor sit amet nunc scelerisque porttitor. Aenean vel felis bibendum, euismod eros sit amet, mattis enim. Sed porta vel dolor id sodales. Suspendisse convallis varius ornare. Morbi ante nisl, tristique eget leo ac, commodo bibendum lectus. Maecenas est massa, scelerisque vel finibus quis, convallis a felis. Morbi a sem congue, fringilla justo vel, pulvinar nibh. Curabitur faucibus malesuada urna condimentum aliquet.



Vincent Abelli
Libre
Grupo: Lowest
Puesto: Comandante
Edad: 28 años
Raza: Humano
Nacionalidad: Estadounidense; descendiente de italianos
PB: Killy — Blame!

Quizás lo más llamativo de su personalidad, sea el insipiente deseo de hacer lo correcto, la necesidad de que las cosas sean justas, casi como si lo incorrecto pueda dañarle de alguna manera más allá de la injusticia. Se lo considera un salvaje bajo aquellos términos, pues se cree capaz de todo con tal de crear una diferencia, encontrar un mejor modo de vida para aquellas personas que en una mala pasada del destino fueron transformándose en los marginados. Bajo la idea de un mundo mejor, lo que quede de él, se mueve bajo una constante premisa, la fractura del status quo.

Ocultado por sus padres desde su nacimiento, fue abandonado a los dos años en la zona baja de la ciudad, donde un grupo de personas lo adoptó bajo su resguardo. Se dice que fue la raíz de una primera resistencia que con el paso de los años fueron cazados hasta queda solo simples personas que se veían incapaz de continuar con la idea por el cambio. Vincent, criado bajo una nueva perspectiva, tomó el mando de un grupo destruido para comenzar de nuevo; repudia con vehemencia el estado deposta que lo dejó de lado cuando era un niño, así como a sus padres por abandonarlo.

Pese a haber nacido en Estados Unidos y nunca haber viajado a Italia, conoce algunas palabras en italiano, más que nada insultos, que tiende a utilizar bastante seguido cuando alguien le interrumpe cuando habla. Es aquel, uno de sus más grandes disgustos, que le interrumpan, así como también el chocolate, este último porque le causa una molesta urticaria debido a su alergia al mismo.

Las malas lenguas dicen que antes de la disolución de la antigua resistencia, fue parte de la misma pese a su corta edad. Como un soldado más fue enviado a misiones de reconocimiento donde exploraba zonas prohibidas de la ciudad, donde en una de ellas fue capturado por la familia francesa, quién experimentó sobre él antes de que tuviese la posibilidad de ser liberado. Nadie sabe a ciencia cierta si esto fue real, más se volvió más huraño luego de una estancia de desaparición, razón por la fue recluido a entrenamientos cada vez estrictos para evitar daños en su reincorporación a la unidad. Por aquella época gañó la cicatrices que recorren su cuerpo y no solo su rostro, sin embargo nadie sabe si fue a causa de los supuestos experimentos o de sus propios entrenamientos.

Tiende a ser un malhablado, es grosero cuando las cosas no salen según lo planeado, y pese a su pasión por la causa, cuenta con poca paciencia que lo vuelve alguien ligeramente inestable, explosivo. Sin embargo cuenta con las capacidades suficientes para mover a sus pequeñas tropas con habilidad para tener la menor cantidad de bajas posibles, actualmente no cuenta con muchos hombres desde el último evento, aunque ello no lo aleja de sus objetivos si lo tiene ligeramente nervioso, algo que no demuestra bajo la máscara de seriedad que siempre lleva en sus duras facciones. Nadie lo ha visto sonreír de manera sincera, aunque si con una mueca burlesca y casi cínica cuando alguien se atreve a cuestionar su razonamiento.

No tiene demasiados lazos con sus compañeros, así como tampoco suele demostrar interés romántico o sexual en las personas, se le conoce heterosexual por su adolescencia, donde se le vio un par de veces tomado de la mano con una chica quien lamentablemente murió durante una pequeña lucha entre un grupo de policías que intentaron desbaratar su centro de comando. Actualmente muestra total desinterés a relaciones de cualquier tipo.

Su sentido del humor es ligeramente retorcido, sobretodo porque tiende a lo incorrecto de la mano del humor negro, le gusta tanto la autoburla como la crítica y nunca ha demostrado arrepentimiento a un comentario de mal gusto. Es integro a sus ideales pese a que muchas veces demuestre lo contrario con su sarcasmo nato pues jamás se daría el lujo de defraudar a aquellos quienes le acompañan desde hace tantos años. Desconoce si todos comparten su punto de vista, pues de a ratos también se le desdibuja que busca la igualdad y no imponerse ante el grupo demandante, pero busca mantenerse siempre positivo en que de una u otra manera podrá cambiar la situación.

Cuenta con un buen estado físico, así como un amplio conocimiento en las armas que encuentra a su disposición. Sin embargo, pese a tener un amplio entrenamiento en artes marciales, combate cuerpo a cuerpo y desarme, hace más de media década que no sale a una misión de campo, más o menos el mismo tiempo que se convirtió en comandante.



Altäír Z. Deligiannis
Ocupado
Grupo: Deligiannis
Puesto: Archigós (Líder)
Edad: 23 aparentes; 500 reales
Raza: Licántropo Alfa
Nacionalidad: Griego
PB: Sesshōmaru — Inuyasha

Como líder de los Deligiannis desde hace varios siglos atrás, incluso antes de que la Gran Guerra fuera dada, demostró ser capaz de hacer cualquier cosa que fuere necesaria para interponer tanto los caprichos así como las necesidades de la familia por encima de los placeres individuales. Redujo a la mitad la población de sus integrantes cuando éstos se opusieron a su liderato, como consecuencia de haber matado a su progenitor por considerar que éste estaba llevando al declive a los licántropos.

Su habilidad más destacada lo ha hecho mantener la fidelidad de todos los lobos por debajo de su estatus: la Voz Alfa que ruge por encima de todos, incluso aquellos alfas que le han jurado lealtad y lo consideran su superior, se encarga de imponerse por sobre aquellos con una voluntad más débil que la propia siendo ésto algo común dada su condición.

Posee un cierto desprecio para con los humanos considerándolos como seres inferiores, o al menos así lo hizo durante mucho tiempo. Cree que éstos son como mascotas que hay que mantener contentas para que no se les suban los humos a la cabeza. Sin embargo a lo largo de su vida ha salvado a varios de ésta especie: su segunda al mando, Mikaela, es una de éstas excepciones.

Nació como el hijo del mayor dictador de todos los tiempos dentro de la familia Deligiannis y siempre fue consentido para tener todo lo que quiso. Criado como un guerrero impresionante y un estratega de la más alta calidad, Altäír desarrolló cualidades psicológicas y un coeficiente considerablemente elevado para la edad que poseía puesto a sus 11 años ya demostraba haber desarrollado una capacidad intelectual de aproximadamente 190 puntos.

A pesar de ser un licántropo alfa tiene un serio problema con su transformación dado que posee dos 'grados', por llamarlo de alguna manera. Si bien dada su condición y genética le permiten dominar la conversión de hombre a lobo y todas sus fases, Altäír también ha demostrado que bajo ciertas condiciones determinadas, especialmente cuando ésto lo afecta de manera directa, pierde completamente los estribos y se vuelve totalmente ciego atacando a quienquiera que se encuentre por delante de su presencia.

Tras un arduo entrenamiento y una confrontación interna debido a que se había decidido su título de archigós (líder) de la família, terminó retando a duelo a su padre frente a todos aquellos que apoyaban y negaban su capacidad. Una vez asesinado su padre se aseguró de dar cacería a todos los que mantenían una postura negativa para con su persona como el nuevo mandatario absoluto de la familia.

Tenseiga, Bakusaiga y Tõkijin son los nombres de las tres katanas que Altäír lleva en su cintura. La primera fue perteneciente a su padre y la tomó una vez lo mató mientras que la segunda fue su herencia como el hijo de aquél individuo mientras que, y por último, la tercera la tomó del guerrero más poderoso de su clan cuando éste se opuso a su posición como nuevo líder tras haber asesinado al portador de Tenseiga. Es diestro en el arte del kenjutsu así como también pulcro con el estilo que utiliza.

Se desconoce si la estola que ocupoa Altäír sobre sus hombros se encuentra ligada a él de alguna manera porque se ha demostrado que tiene la capacidad de utilizarla a voluntad o, incluso, que ésta se mueve de manera independiente para actuar o reaccionar dependiendo de la situación en la que él se encuentre. Muchos dicen que se trata de una simple estola con cualidades mágicas mientras que, y no siendo en menor cantidad, otros consideran que ésta es la cola de Altäír por lo que responde más 'lógicamente' a los deseos de su persona.



Mikaela Schizas
Libre
Grupo: Deligiannis
Puesto: Dexió Chéri (Mano Derecha)
Edad: 21 aparentes; 249 reales
Raza: Licántropo Convertido
Nacionalidad: Estadounidense
PB: Kagura — Inuyasha

Nacida como humana hace demasiadas décadas atrás, provenía de una familia de antiquísimas costumbres cuya ferviente creencia en los seres sobrenaturales los obligaba a criar a sus sucesores como "luchadores contra demonios", no siendo Mikaela ninguna excepción, aprendió desde muy niña habilidades para aturdir a estos seres. Lamentablemente, cuando la revolución de las razas sucedió, sus padres murieron en manos de un clan de vampiros, siendo ella dejada moribunda por no ser considerada una amenzada; fue encontrada por Altäír, quién la transformaría en licántropo en base a un experimento que deseaba llevar a cabo. Ella deseaba venganza, y él le ofreció una segunda oportunidad. Con el paso de los años, se convirtió en su segunda al mando.

Desde niña fue poco dada a relacionarse con el resto, nunca considerada como una asocial, se le complicaba hablar con personas de su edad y con el paso de los años fue algo que fue evolucionando. Actualmente no habla demasiado a menos que se requiera su opinión, y sus lazos son casi nulos de no ser por el que comparte con su alfa. No tiene un trato muy elevado con las personas.

Pese a su pasado, es totalmente fiel a los Deligiannis casi con una ciega devoción, y si alguien le pregunta acerca de su vida anterior no tiene palabras para el mismo, pues ha dejado de ser perteneciente a los humanos desde su nuevo "nacimiento" como licántropo. Siente una fuerte conexión hacía Altäír, al punto que lo considera su todo completamente, no sabría que hacer sin él, así como tampoco puede consentir una vida alejada de quien le otorgó el regalo de la vida después de perderlo todo. Si bien ésto no es realmente un enamoramiento dada su condición sexual, siente que le debe todo a éste hombre y, por ende, se ve en el trabajo de realizar todo aquello que éste le pida sin perdonarse un solo fracaso.

Incluso desde antes de ser convertida tenía una gran afición al alcohol. Con el paso de los años ha probado de varios tipos, desde las cervezas más simples hasta los licores más finos; gracias a ello, y a la sangre que recorre sus venas, cuenta con una resistencia muy alta e incluso, es casi imposible que se embriague.

Por la crianza que tuvo con Altäír, ésta desarrolló al igual que su superior cierto gusto y atracción para la ropa oriental por lo que se le verá generalmente utilizando kimonos de varios tipos, todos de tonalidades oscuras. Generalmente se le ve acompañada con un abanico blanco el cual, en la base de éste, posee la misma medialuna que Altäír en su frente siendo una forma de dar a entender que representa a éste individuo.

A pesar de que ha procurado olvidar todo de su pasado, no ha podido olvidar la existencia de su hermana menor a la cual le perdió el rastro cuando la Guerra se desató. Se cree que ella está muerta pero no es algo que Mikaela considere debido a que no pudo encontrarse el cuerpo. Sin embargo tampoco se le ha visto o sabido de su existencia por lo que la situación es muy ambigua referente al paradero.

Al trasnformarse los ojos de Mikaela pierden su tonalidad rojiza y se tornan completamente amarillos como lo son los típicos de Altäír. Se desconoce la razón pero algunos teorizan que ésto se debe a que es una alteración genética dado que éste fue quien se encargó de convertirla desde su condición de humana.

A pesar de que no lo aparente, posee el Síndrome de Sjögren, un trastorno autoinmunitario que destruye las glándulas encargadas de producir tanto lágrimas como saliva. Ésto le impide a Mikaela llorar o demostrar éste tipo de sentimientos además de que le reseca la boca y es por ésto que bebe tanto. Éste síndrome además genera algunas contraindicaciones en su cuerpo en general, afectando sus riñones, estómago e, incluso, el mismo corazón. Si bien ésto no parece normal dada su condición como licántropa, también se debe tener en cuenta que el acelerado metabolismo de ésta raza permite pasar desapercibido tales síntomas y efectos, algo que en realidad no es capaz de ocultar y de lo cual solo Altäír tiene conocimiento.




Canon Stoica
Ocupado
Grupo: Stoica
Puesto: Vocero
Edad: 21 aparentes; -- reales
Raza: Vampiro Sangre Pura
Nacionalidad:
PB: Rias Gremory — High School DxD

Distando de la apariencia seductora que le propicia la curvatura de su figura, se trata de una chica con un grado de timidez difícil de comprender dado al entorno en el que fue criada. Una joven mucho más apacible y tranquila de lo que podría llegar a demostrar con sus expresiones normalmente alegres o juguetonas, se la conoce dentro del circulo como la más callada, y se podría decir incluso que de alguna manera, sumisa; no aporta demasiado a las conversaciones porque cree conocer su lugar, ella solo hace públicas las decisiones hacia el resto de integrantes, más no se siente con la confianza suficiente como para dar voz o voto a sus propias ideas. Encuentra preferible guardar silencio antes que decir alguna estupidez que podría traerle un regaño en consecuencia.

El puesto se le fue otorgado en resultado por el estado del anterior vocero, su progenitora, quien luego de una riña entre el grupo de los Deligiannis salió lamentablemente herida, fue ella quien decidió entregar el puesto a su hija por lazo consanguineo, consiguiendo el disgusto de su marido por no haber sido tomado como opción dada la importancia del cargo. NOMBRE no se sintió a gusto con aquella decisión, e incluso durante la actualidad cree que su madre cometió una equivocación al elegirla a ella y no a su padre.

Criada en una de las zonas más adineradas de la ciudad, puede decirse que obtuvo todo lo que deseaba y más desde que apenas era una niña, sin embargo ello no ayudó a su desarrollo pues durante su niñez fue bombardeada con cenas de gala o reuniones sin sentido para una niña de su edad. Ante la importancia de sus padres dentro del ámbito socio político del grupo Stoica, estos se encontraron ausentes el mayor tiempo de su desarrollo, por lo que con el paso del tiempo creo un disgusto a las tareas señaladas para alguien de su posición, pues eran estás la que en primer lugar mantenían a su familia alejada de ella. Repudia en cierto sentido las responsabilidades, así como también la burocracia por significar una constante actuación.

Tiene un hermano mayor quien desertó de la familia hace ya algunas décadas atrás, no ha sabido de él desde entonces, pero está segura que las discusiones que lo llegaron a alejarse tuvieron que ver con su disgusto al no haber podido entrar en el consejo vampirico. Durante la última época en que lo vio, las peleas entre él y su padre eran constantes, y la culmine fue aquella donde dijo que el mismo podría derrocar al mismísimo gobierno si se lo proponía, luego de ello no le vio nunca más; su relación con él siempre fue envidiable, eran unidos hasta el punto de que ella era constantemente su defendida, y ella solo tenía ojos para su hermano mayor.

Fuera de sus labores como vocera cree fervientemente que es más amigable o relajada a la hora de relacionarse, compensando su usual silencio con sonrisas sinceras o comentarios ingeniosos que buscan ayudar a sus amigos. No encuentra demasiado agradable referirse a su vida amorosa, pues encuentra nulidad dentro de la misma, e incluso hace oídos sordos a los constantes intentos de sus padres por comprometerla con algún vampiro de raza pura para conservar la estirpe familiar. Por el momento, prefiere concentrarse en otros factores de su vida.

Nunca ha abandonado el ceno familiar, así como tampoco se aventuró más allá de la zona reguardada por los Stoica. Sin embargo, es conocedora de todas las cosas que suceden alrededor del territorio, y pese a no dar realmente una opinión al respecto por temor a las repercusiones que podrían traer sus palabras, mantiene una postura fija frente al conflicto que han comenzado los humanos; los seres sobrenaturales existen hace muchos más años que la misma creación de ellos, y tienen por derecho poder hacerse conocer y tener su propio poder frente a los ojos de todos. No sabe si encontrarse de acuerdo a buscar un baño de sangre para conseguirlo, pues por extraño que suene no es parte de su naturaleza el placer ante el sadismo, pero entiende que esa podría ser la única y lamentable salida debido a la ineptitud de la raza humana para resolver sus problemas.

Pese a su corta edad, cuenta con una habilidad proveniente de su familia que ha sido transmitida de generación en generación y parece ser más fuerte en ella, es sumamente resistente a la luz solar, de igual manera tiende a descontrolarse menos por la falta de sangre aunque está siga siendo una necesidad imposible de detener. Intenta conseguir controlar una nueva habilidad, la empatía hacía el resto de raza, poder que le ayudará a comprender mejor al resto de las personas que le rodean sin la estricta necesidad de tener que hablar con ellos; esto sigue siendo algo muy difícil para ella, más confía que tarde o temprano podrá conseguir su objetivo.

Siempre fue bastante hábil con las estrategias y los juegos de lógica, es dueña de un gran intelecto que mantiene oculto bajo la usual bondad de su mirada, razón por la cual muchas veces es tomada por tonta o ingenua y si bien esto último es cierto en alguna medida, si hay que odia es que le subestimen sin llegar a conocerle. Aunque no es como si fuese tan fácil leer sus emociones, tiene un control nato en ello más allá de su cualidad vampirica, lamentablemente ello no siempre es infalible, pues, es muy mala mintiendo, al punto que una risa nerviosa comienza a hacer mella en ella hasta finalmente buscar huir de la situación. Único momento donde sus emociones tienden a descontrolarse.



Violet McKenzie
Libre
Grupo: McKenzie
Puesto: Líder
Edad: 31 años
Raza: Humana
Nacionalidad: Estadounidense; descendiente de ingleses.
PB: Yakumo Yukari — Touhou


















Hatim Afzal Zuhair
Libre
Grupo: Zuhair
Puesto: Zar (Líder)
Edad: 40 aparentes; 625 reales
Raza: Demonio
Nacionalidad: Árabe
PB: Solomon (Caster) — Fate/Grand Order



Machista














Gautier
Faure-Dumont
Libre
Grupo: Faure-Dumont
Puesto: Jefe de Científicos (Líder)
Edad: 23 años
Raza: Humano
Nacionalidad: Francés
PB: Yu Narukami — Persona 4


















Admin
Imagen :

El todo poderoso
Apodo :

Creador
Empleo :

0
Dólares :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.